El hospedaje – ZhìNéng QìGōng en Beijing

7.19.2016 | Andrea & Abraham

Hola queridos amigos, en los últimos blogs les hemos compartido consejos para viajar a Beijing a aprender ZhìNéng QìGōng con nuestros queridos Maestros Helen y Karl. Tanto a los que desean viajar por su cuenta, como para quienes desean unirse a un grupo el próximo año, el objetivo es ayudarles a aprovechar esta bella experiencia al máximo.

En esta ocasión les platicaremos acerca del lugar en el que se hospedarán y en donde se recibe esta valiosa instrucción, todos los por menores, detalles curiosos y tips de cómo mejorar su experiencia al vivir en este lugar durante su entrenamiento.

Los maestros Helen y Karl recomiendan a los alumnos hospedarse en el Hotel Xin Yuan Inn, y en el mismo lugar dan la instrucción,  ya que este lugar tiene grandes ventajas que les contaremos a continuación.

1. Es un hotel muy céntrico que se encuentra en el distrito Xicheng en la zona de los HuTongs (barrios antiguos de Beijing). Es una zona turística en el corazón de la vida cultural de la capital de China, cercana a los principales monumentos, parques y museos (les contaremos de todo lo que se puede ver en las cercanías en los siguientes Blog).

2. La estación del metro Shichahai se encuentra a media cuadra del hotel y a través del metro podrán moverse por todo Beijing de manera muy moderna, segura, limpia y económica (Ya les contaremos más del metro de Beijing en los siguientes blogs).

3. Esta en un a de las calles principales de Beijing por la que circulan muchas líneas de autobuses, que los pueden llevar hasta la Ciudad Prohibida o incluso con un sólo cambio de autobús, hasta la Muralla China.

4. A unos cuantos pasos del hotel podrán encontrar todo tipo de comida china, en general deliciosa (Ya les platicaremos más sobre la comida en los siguientes blogs). Desde comidas muy sencillas y económicas, hasta restaurantes elegantes, lugares para cenar escuchando música de todo tipo, tiendas para comprar frutas y verduras, supermercados y farmacias.

5. A una cuadra está el banco donde podrán sacar dinero de los cajeros o cambiar dólares.

6. Cerca del hotel se encuentran miles de tiendas con todo tipo de artesanías y recuerdos, desde artículos y ropas muy sofisticadas y clásicas, hasta detalles muy sencillos pero típicos.

El hotel tiene una historia de más de 100 años, anteriormente eran unos baños de vapor, parte importante de la cultura china, durante la Dinastía Qing y fueron transformados en este clásico hotel chino.

Hay habitaciones sencillas con cama individual o dobles con cama matrimonial, el costo puede variar, pero es alrededor de 220 yuanes por persona. Todas tienen lo siguiente:

a. Un pequeño baño, con regadera (siempre hay agua caliente). La regadera está en el interior de un espacio pequeño junto con la taza del baño, tipo occidental, es decir como acá en México.

b. La cama muy cómoda

c. Escritorio pequeño

d. TV que no se entiende nada, pues todo esta en chino.

e. Lavabo con mueble.

f. Cajonera

g. Perchero

h. Un punto muy importante es que en cada habitación hay un hervidor de agua eléctrica y té, pero algunos compañeros encontraron el truco para usar esta jarra para hacer avena o hasta sopa en ella (Sólo hay que dejar abierta la tapa para que hierva un poco más el agua). Es un utensilio muy práctico.

La corriente eléctrica en China se maneja a un voltaje de 220v, y en México es de 110 v pero normalmente las computadoras y celulares están diseñados para aguantar hasta 220v, por lo que no hay problema (Pero asegurate de revisar las especificaciones de tus aparatos eléctricos). En la recepción les pueden prestar un multicontactos, pero de preferencia lleven uno para mayor comodidad. La forma de los contactos eléctricos es como de un 8 chino por lo que si llevan un convertidor desde México, no tendrán que conseguirlo en las tienditas de allá y entretenerse en explicar con señas que es lo que necesitan.

Hay habitaciones con vista al templo de los Tambores y habitaciones con vista al templo de a lado y a los HuTongs y el lago, estas son más silenciosas. No son nada lujosas, pero con lo suficiente para concentrarse en trabajar. Son habitaciones que invitan a trabajar fuerte y no distraerse.

En invierno, pueden dejar fuera de la ventana comida que requiere refrigeración y nunca se les echará a perder porque la temperatura llega a estar a menos 16 grados centígrados, pero en verano u otoño pueden usar un refrigerador en la recepción u otro en la cocina.

La habitación incluye el desayuno 🙂 jeje, claro que es un desayuno muy sencillo que consiste en un huevo duro (algunos compañeros han logrado negociar dos, pero es por que son muy carismáticos), una rebanada de pan de caja con mermelada y un vaso con leche o té caliente, aunque llegas a acostumbrarte a desayunar esto, lo más recomendable es comprar un poco de fruta en las tiendas cercanas para complementar el desayuno (en el blog de la comida les pasaremos más tips para el desayuno).

El personal del hotel es muy amable y aunque a veces la comunicación es complicada, cuando te entienden te ayudan a resolver alguna cuestión de limpieza extra o algún encargo especial. Las chicas de la recepción son muy lindas y normalmente ellas sí hablan inglés, y si desean saber como llegar a algún lugar en metro o autobús ellas te dicen cómo hacerle.

Las clases se imparten en el primer piso en una sala del hotel decorada de la manera tradicional. Es un espacio sencillo, muy agradable y sobre todo impregnado de muy buena información ya que ahí, Helen y Karl han estado enseñando ZhìNéng QìGōng durante muchos años a personas de todo el mundo. Es un espacio sumamente especial por su Campo, el cual te ayuda a trascender el ruido que se escucha desde la calle o de las personas dentro del hotel, pero es tan profunda la instrucción que logras abstraerte de todo lo que podría distraerte y en ese entorno se alcanzan niveles muy profundos de la condición de ZhìNéng QìGōng.

En el hotel se rentan bicicletas para salir a conocer Beijing sobre ruedas, el costo es alrededor de 40 yuanes por día. Beijing es una ciudad muy plana por lo que la bici es una muy buena opción, en el verano cuando no hace tanto frío, aunque la maestra Helen anda en su bicicleta a menos 10 grados por la noche, 45 minutos del hotel a su casa, así que todo es posible.

Esperamos que este blog se enriquezca con sus preguntas y con las experiencias de los demás compañeros que ya han estado ahí. Nos despedimos compartiéndoles que su estancia en este lugar, haciendo un trabajo tan profundo como lo es aprender ZhìNéng QìGōng con Helen y Karl, es realmente mágico y recordarán por siempre su estancia en este sitio tan lleno de buena información, gran historia y el mérito de todos los practicantes que han pasado por ahí. Esperamos que ustedes nos cuenten sus propias aventuras muy pronto.

En el siguiente blog les platicaremos sobre la comida y tips para disfrutarla al máximo.

Hun Yuán Lìng Tōng

Leave a comment